martes, 7 de julio de 2009

EL PERSONAJE Y SU HISTORIA

CÓMO COMIENZA

Todo empezó una mañana sabatina del invierno de 1994. El aburrimiento dominaba y el gusto (verdadero gusto) por el cómic comenzaba. Fue entonces que con mi hermano (dos años menor) decidimos hacer una competencia sobre quién hacía el mejor cómic en un rato. Cada uno tomó una bitácora, un lápiz pasta y se puso a dibujar. El de mi hermano era bueno, pero fue el mío el que lo hizo reír a él mucho más que el suyo a mí: era el (a estas alturas clásico) Número 1 de “El Moco”.

Ante el sorpresivo éxito de este número al mostrarlo a unos pocos amigos, decidí continuar la historia. Es así como las “asquerosas y pegajosas” (debo agregar ridículas, absurdas, descerebradas e insólitas) aventuras de este personaje se expanden hasta alcanzar el número 8, donde todo concluía.

Sin embargo, no estaba satisfecho. El dibujo era muy precario (como podrán ver en la sección “EL MUSEO” de este blog) y necesitaba ver cómo se vería el personaje en colores.

Al año siguiente, entonces, en una nueva y pequeña bitácora, las historias fueron re-dibujadas por primera vez y coloreadas con unos muy buenos lápices scripto. Algunos títulos fueron cambiados y algunos textos, corregidos (aunque con una horrorosa ortografía, de la que ya no quedan rastros, por suerte). El resultado fue muy bueno y me ayudó, años más tarde, a perfilar lo que estaba por venir. Entre otras cosas, es el momento en que nace la primera marca del Moco. Así de importante.

La pequeña bitácora se había cerrado. Y no volvería a ser abierta sino hasta diez años después.


10 AÑOS DESPUÉS (¡QUE ORIGINAL SUB-TÍTULO!)

Los años de colegio habían pasado y ya en medio de la carrera de publicidad, descubro el fanzine de un compañero (y actual amigo), Yayo, que despotricaba alegatos contra el mundo a través de su personaje ZOBAKO!!.

Un año después, el 2004, conversando le conté sobre el verde individuo, lo leyó y (oh, sorpresa otra vez) le encantó. Perplejo, le pregunté si hablaba en serio y me dijo que sí, y hasta me sugirió publicarlo como lo hacía él con su personaje.

Viendo que era imposible hacerlo de manera independiente con un cómic de una página, Yayo se ofreció a publicarlo bajo el alero de su fanzine ZOBAKO!!, apareciendo como “extra”, en la última página.

Pero para poder ser publicado en el fanzine, debía adaptarlo a su formato. Fue así, que el Moco era por segunda vez re-dibujado, por primera vez revisado y a agregarle un layout acorde para el título, número, marca y otra información de relevancia, todo comprimido en media hoja oficio. Esta vez, a través de vectores, en formato digital. Por supuesto esto me obligó a digitalizar la marca y hacerla “en serio”. En mi estilo, por supuesto.

De este modo, “Las Asquerosas y Pegajosas Aventuras de EL MOCO” se desempolvaban y salían al mundo para ser juzgadas por un público desconocido. El debut fue en el Número 14 de ZOBAKO!! de Marzo del 2005. Un punto de inflexión en la historia de tan diminuto ser.

Paralelo a esto, y viendo los buenos resultados que Yayo estaba obteniendo con su personaje, nace el Fotolog del Moco (Abril del 2005). Un espacio en internet que duraría apenas unos meses, dada la escasez de visitas (sólo se publicó hasta el Nº 3), pero que permitió mostrar los mismos números que se publicaban en ZOBAKO!!, ahora en colores, aunque con un número de retraso.

Fue en este fotolog donde el mucoso (y mugroso) personaje se lanzaría a su más delirante aventura: ser candidato presidencial. La osadía llegó incluso a segunda vuelta… (todo pueden revisarlo en la sección EL MUSEO). Y ahí se acabó todo, con un especial veraniego en el que prometía volver en Marzo, promesa no cumplida.

**Las historias del Moco continúan apareciendo hoy en ZOBAKO!!, habiendo quedado inconclusas debido a un largo "stand-by" del fanzine (Número 18). Casi dos años después han continuado en el Número 19, de Junio del 2009, en cuyo interior se puede leer el Nº 6 de “El Moco”.**


MIRANDO MÁS ALLÁ

A esas alturas del 2005 ya estaba absolutamente entusiasmado con el regreso de mi primera creación comiquera. Tanto, que comencé a imaginar nuevas aventuras. Las primeras, un bodrio absoluto, pero poco a poco, mientras repasaba el pasado de mi pequeño retoño, fui encontrando nuevas historias que mantuvieran el "espíritu" de las anteriores. Escribí entonces los guiones y dibujé los primeros borradores de los capítulos 9 al 16.

La idea era que la historia tuviera 30 números, todo un desafío. Desafío que retomaría casi tres años después (principalmente por la dedicación casi exclusiva a mi segunda gran creación comiquera, GUAU! CÓMIC; y otros proyectos plasmados en mi blog personal, UN MUNDO DE OZYO), el 2008, completando los guiones, pero la mitad de los borradores, que acabaría sólo en Enero del 2009.

En medio de esto fui descubriendo nuevas herramientas gráficas como la acuarela y el uso de tinta china, con la que ya antes había experimentado. La primera no me satisfizo del todo, por lo que opté definitivamente por la segunda para colorear lo que sería la edición definitiva de las sorprendentes aventuras del Moco.

Todo el proceso de revisión, corrección de textos (y especialmente ortografía), cambio de títulos; re-dibujar, colorear y entintar; escanear y mejorar digitalmente; y volver a diseñar la marca; me tomaría alrededor de tres años.

Tiempo suficiente para madurar una idea cuyo resultado pueden ver y disfrutar hoy.

-Ozyoso.
Septiembre del 2009.

0 Comentarios:

Contacto + info.

Para comentarios, saludos, cartas
o insultos, escribir al correo:
ozyoso {arroba} gmail.com
--------------------------------------
Visita también:
http://ozyoso.wordpress.com
http://www.guaucomic.cl



"Las Asquerosas y Pegajosas Aventuras de El Moco"
Creado por Ozyoso en 1994.

© Todos los Derechos Reservados.

1994 - 2007 - 2009.

  © Blogger template 'Bean' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP